domingo, 14 de septiembre de 2008

Empieza el curso. Ese es tu pupitre.


Hello, my friends. Creo llegada la hora de abandonar mi cartujo silencio -despues de dar un tiempo prudencial a vuestros rocosos majines para rumiar el temita del fin del universo- y dar señales de vida antes de que me echen tierra encima. Soportando el sudor frío que siempre ataca a un vasco cuando habla de sí mismo os diré que he andado en estos meses de estío en contacto con animosas costumbres en evidente extinción (el txikiteo sano en cuadrillaje, los cantos en las taskas, el hermoso Bilbao oscuro- gruoso- férrico-lluvioso que enterraron los 90...); que pasé diez días estupendos en un agujero negro de Burgos hasta el que, los días de viento nordeste, llegaba el aroma de los corderos asados de Aranda de Duero ; y que -en cierta forma para mi sorpresa- me han interesado una mierda el mega-vivaespaña de la Eurocopa, los Juegos Olímpicos, el referendum de Ibarretxe, la venta de Aduriz, la televisión, el cine, las canciones del verano, las tertulias de la radio, el Tour de la France y tanto lloriqueo hipotecario. ¿Estaré entrando ya en muerte cerebral? Ná, qué va. Neuronas no es que sobren, pero aún quedan un par de ellas para seguir bailando en la oscuridad.


Por lo demás mi chica me ha aguantado todo y más (hasta que deje de aguantar, claro, muá) y mis diabólicos amigos del alma me han arrastrado a alguna que otra kutxipanda más que interesante que ya tendremos tiempo de comentar, junto a algo de la Guerra Civil, Porcupine Tree, lo aburridos y tristes que son nuestros políticos (estos:los vascos), las mierdas que venden a los críos, lo apoltronados que estamos todos y por qué no sabemos nada del pop francés, italiano o griego.


Lo que es por ahora...¡QUEDA REINAUGURADO ESTE PANTANO¡.

2 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

Has traído bolis y gomas? porque a mi se me han olvidao como siempre!

Me quedo con 2 cosas: la kutxipanda y el olor a cordero...ummmmmmmmmm

un saludo y vete abriendo el blog de anillas,
El Conde

ROBERTO MOSO dijo...

¡Hostia! el parto de los montes ha sucedido al gran desgarro nueve meses después (al menos así se me han hecho). No nos acojones con eso del pop griego y los políticos vascos. ¿Que tal un monográfico sobre Natxo?