domingo, 5 de octubre de 2008

Las cenizas tambien arden

No somos pocos los que pensamos que el rojerío felón sigue actuando en la sombra. Comunistas y ateos simulan estar en coma, pero en cuanto la gente de bien se despista un poco, ¡zas¡: los muy pérfidos nos meten un gol. Fruto sin duda de estas maniobras es la decisión del Athletic de destinar una zona de su futuro estadio para que los aficionados depositen sus cenizas. De entrada, ya hay 20.000 plazas, y dependiendo de la respuesta el columbario será ampliado o no. Sin pudor, la Sacrosanta Institución Rojiblanca confiesa que la susodicha movida le va a salir de lo máááássssss rentable. ¡Cómo no¡ La ecuación es sencilla: en pocos años, el juego del equipo y su coqueteo con la segunda división han hecho un buen trabajo de zapa: ya están las aortas debilitadas, la tensión por los suelos, las diabetes disparadas , la neurastenia ebulle devorando células, cabalga el stress, azota el insomnio, un avinagramiento general recorre las autopistas de la sangre, la reostia…Si añadimos que esta terapia está siendo aplicada a una afición entrada en edad y corroída por largas temporadas de un viento afilado y unas humedades de tres pares de cojones, el resultado es obvio: los sufridos socios van a caer como moscas. Dos mil huequitos, a 3.000 euros cada huequito…pues…¡hacemos caja¡.
Un paseo por los blogs del club ya nos depara, entre los habituales cabeceos de asentimiento corderil, algunas perlas rebeldes que aúnan humor y malaleche a partes iguales:
- “Ya sufrimos bastante en vida en San Mamés para hacerlo después de la muerte…” (AZB)
- “Luego que no nos extrañe ver deambular a los jugadores por el campo como zombis” (Elwood Blues)
- “Ahora que prohíben fumar, nos llenan el campo de cenizas. Qué hipócritas” (Gurtz)
- “ Y el día de Todos los Santos, todos corriendo a la grada, porque…¿organizarán un partido no?” (Galdarriko)
Pero el cabreo cachondo de los hinchas se queda pálido ante la embestida que el blog “Mística Verdadera”, entregado de siempre a una sacrificada cruzada para devolver los verdaderos valores católicos y romanos al estercolero social, dedica a la iniciativa de las urnas cenizosas. Tras garantizar que las almas que accedan a todo este despropósito van a sufrir el tormento eterno de verse privadas de los beneficios de ser enterradas en Camposanto, “Mística Verdadera” se adentra en el meollo de la cuestión:
Y más aún, el espacio del nuevo estadio va a quedar maldito por la presencia de todas esas almas, inconsolables por su propia estupidez; y no es que se perderán partidos, no, mientras el fútbol siga siendo útil en el vaciado espiritual, sino que los asistentes verán reforzado el poder satánico sobre ellos a través de los condenados presentes en las cenizas del subsuelo.Creen que Dios no es nada, que no tiene poder, que no ve ni oye, que deja pasar todo, pero nadie se rie de Dios por mucho tiempo. Todo esto es la típica parodia satánica, vean si no, catedral, devotos seguidores, falsa liturgia dominical, dioses en competencia, han llegado demasiado lejos.”
A que acojona, ¿eh?...Y se le olvida que una de nuestras porterías es de Capuchinos…Desde aquí siento revolverse en su relicario en señal de apoyo el trozo de cráneo de San Mamés que se oculta desde 1946 en una de las dependencias de la capilla de la Santa y Real Casa de la Misericordia.
Y no le falta razón al santo. Todo el mundo sabe lo de la resurrección de las almas y lo de comparecer con nuestros cuerpos en el Juicio Final. Y no me vengáis con apostasías del tipo :” sí, ya, ¿y al que le haya aplastao una máquina como va a ir, en un tapper?”…yo os digo: ya se verá, pero incinerados no vais a ningún sitio. Y punto. Gente con estas creencias nos sentimos discriminados y , entendiendo que un cementerio como Dios manda se hace difícil de gestionar proponemos la momificación del socio en su asiento de toda la vida, las manos en las rodillas, la mirada atenta clavada en el campo. Una urna de cristal transparente (convenientemente bendecida) crearía el microclima adecuado para su perfecta conservación.
Soy consciente de que esta propuesta nos situará en un tiempo más o menos breve ante unas gradas llenas de fiambres encapsulados en cristal, pero ¿y qué?, eso pondrá aún más a Bilbao en el mapa del mundo, seremos un club más único todavía y en el Centro de Iniciativas Turísticas harán palmas con las orejas.
Amén.

3 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

Mi último deseo seguramente no será dejar mis cenizas en San Mamés. Con estos cabrones el requiescat in pace será imposible así que para descansar tranquilo elegiré otro sitio...no sé, el habitáculo donde guardan la fórmula secreta de la coca-cola o algún sitio parecido.

saludos,
El Conde

Bruno Pekín dijo...

¡De eso nada¡ Como corresponde a su alcurnia, el Conde se alojará en un panteón real, como dios manda, con música de Bunbury sonando sin fin y una botellita de Moet Chandon siempre fría y al alcance de la mano. ¡Faltaría más¡

ROBERTO MOSO dijo...

Me gusta la idea de las monias. Pero llevémosla al paroxismo: Ya que van a tirar San Mamés que rellenen las gradas del actual con las momias que vayan cayendo...y en el césped también...todos paralizados ante un balón que no ven... joder...pero si es la historia de cada domingo!